USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.

Los radares de estado sólido de SpotterRF han sido diseñados para contrarrestar los inconvenientes de los radares giratorios, ofreciendo una solución de detección por radar flexible, económica y eficaz.

El resultado es un sensor de radar compacto, de apenas 25cm, con un peso que oscila entre 700g y 1.60kg dependiendo del modelo y que puede instalarse en un poste o infraestructura existente sin necesidad de realizar obra civil.

Esto convierte los radares compactos SpotterRF en unidades muy fáciles de instalar con capacidad para detectar objetivos del tamaño de una persona a una distancia de 950m.

Ventajas de los radares de estado sólido

Los radares de estado sólido de SpotterRF destacan por su reducido tamaño que los convierte en equipos muy fáciles de instalar y reubicar. Los modelos de la serie C miden unos 25cm y pesan entre 700g y 1.60kg.

Las unidades pueden situarse a gran altura para aprovechar mejor el campo de visión (FOV, Field of View) y evitar obstáculos. De hecho, pueden orientarse para vigilar tanto el interior como el exterior del perímetro y, en el segundo caso, son capaces de detectar objetivos incluso a través de una alambrada.

Los radares presentan un diseño compacto y robusto, resistente al agua (incluso al agua a presión), están catalogados con un índice de protección IP67 y pueden funcionar en rangos de temperatura de -30º a +65º. Además, como no disponen de partes móviles sujetas a desgaste, no requieren mantenimiento.

El radar de estado sólido SpotterRF puede configurarse en apenas 10 minutos gracias a su intuitiva interfaz web y el período de aprendizaje requerido para manejarlo es muy corto.

Área de cobertura y distancia de detección

Los radares de estado sólido SpotterRF generan un área de cobertura elíptica con un ángulo de apertura de 90º de modo que, aunque no es posible cubrir 360º con una sola unidad, resulta muy fácil combinar varias unidades para cubrir eficazmente grandes áreas y perímetros.

Por ejemplo, usando un sensor de radar C40 puede detectar y seguir un objetivo en movimiento del tamaño de una persona en cualquier punto de la zona de detección desde 10 a 350m de distancia. Imagine un campo de fútbol. El radar SpotterRF C40 puede cubrir un área 10 veces mayor a la de un campo de fútbol y detectar y seguir varias personas dentro de esa área, en tiempo real. Y puede hacerlo tanto de día como de noche, con lluvia, niebla y nieve.

De la misma forma, el modelo C550 puede cubrir un área de 565.000m2 y detectar un objetivo del tamaño de una persona a una distancia de 850m y del tamaño de un coche a 1500m. Con el modelo C550-EXT la distancia de detección de una persona se amplía hasta los 950m.

¿Cómo funciona el radar?

El radar coloca una marca en vivo sobre un mapa por cada objetivo detectado. Automáticamente asocia una cámara al objetivo y activa una alarma para alertar al operador. Todo está automatizado y viene todo contenido en la unidad de radar.

En definitiva, el radar de estado sólido SpotterRF es una excelente solución para proteger largos perímetros y grandes áreas. Para cubrir un área de dimensiones similares, harían falta 14 cámaras térmicas fijas con analítica de vídeo. Por esta razón los sistemas de radar SpotterRF están siendo usados para proteger infraestructuras críticas como puertos, aeropuertos, centrales nucleares, puentes, plantas industriales, huertas solares, subestaciones eléctricas, centros de datos, etc.

Integración con cámaras PTZ y otros radares

El sistema de radar SpotterRF está pensado para integrarse fácilmente con otros dispositivos de seguridad presentes en la instalación como cámaras domo PTZ móviles y otras unidades de radar.

El servidor Networked IO (NIO) permite integrar múltiples radares SpotterRF y cámaras PTZ usando una interfaz de usuario georeferenciada que puede monitorizarse desde un navegador web convencional. Cuando el radar detecta una amenaza, el servidor NIO aplica los filtros de comportamiento, envía un comando de alerta a una cámara asociada para que siga el objetivo en movimiento y envía una alarma al centro de control para alertar al operador y poner en marcha el protocolo de seguridad. El NIO armoniza los esfuerzos tanto de la cámara como del radar para ofrecer una seguridad completa en todo el perímetro.

Además, pueden configurarse diferentes tipos de movimiento en zonas definidas por el usuario que pueden activar distintos tipos de notificaciones.

En definitiva, el radar de estado sólido SpotterRF es la solución ideal para aplicaciones de protección perimetral y grandes áreas ya que ofrece un sistema de detección eficaz a gran distancia, tanto de día como de noche, en prácticamente cualquier condición meteorológica y sin los inconvenientes y los costes añadidos de los radares giratorios 360º.

Pídanos Presupuesto

Si desea más información rellene este formulario y será contactado en breve.

Por favor rellene todos los campos requeridos.
Enviando el siguiente formulario acepto la política de privacidad.

QUEREMOS CONOCER SU OPINION

calidad

¿QUIERES TRABAJAR CON NOSOTROS?

curriculum
checkpoint
iso9001
¡Nosotros te llamamos!
Powered by Amazing-Templates.com 2014 - All Rights Reserved.